Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas, Químicas y Naturales de Zaragoza
Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas, Químicas y Naturales de Zaragoza
Centenario: 1916-2016 cursor

Historia de la Academia
Imagen de la Facultad de Ciencias

La historia de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas, Químicas y Naturales de Zaragoza se remonta a 1886, año en el que el Profesor José Muñoz del Castillo, decano de la Facultad de Ciencias, propuso su constitución. Ese inicio, fomentado por el decano siguiente Profesor Bruno Solano (fallecido en 1889), quedó paralizado hasta que en la Junta de la Facultad del 17 de abril de 1914, bajo la dirección del Profesor Paulino Savirón Caravantes y a petición de los profesores Zoel García de Galdeano y José Rius y Casas, se acordó la constitución de una comisión encargada de su organización. Dicha comisión se constituyó, bajo la presidencia de García de Galdeano, con los profesores Rius y Casas por la sección de Ciencias Exactas, Rocasolano por la de Químicas, Martínez Risco por la de Físicas y Ferrando Más por la de Ciencias Naturales.


El reglamento, al parecer influenciado por el de la Real Academia de Ciencias de Barcelona, proponía que la Academia estuviera formada por diez académicos por sección; la comisión designó 21 académicos fundadores (siete por sección) que, reunidos el 27 de marzo de 1916 aprobaron el reglamento. La sesión inaugural de la Academia tuvo lugar el 28 de mayo de 1916, quedando constituida por los siguientes Académicos:.


Sección de Exactas: Zoel García de Galdeano (Presidente), Manuel Lorenzo Pardo, Miguel Mantecón, Patricio Mozota, José Ríus y Casas, Adoración Ruíz Tapiador, Graciano Silván González.


Sección de Físico-Químicas: Gonzalo Calamita Álvarez, Hilarión Gimeno y Fernández-Vizarra, Antonio de Gregorio Rocasolano, Román Marcoláin San Juan, Manuel Martínez-Risco Macías (Secretario), José María Plans Freyre, Paulino Savirón Caravantes.


Sección de Naturales: Pedro Ayerbe, Juan Bastero Alerga, Jesús María Bellido i Golferich, Pedro Ferrando Más, Longinos Navas, Pedro Ramón y Cajal, Cayetano Úbeda Sarachaga.



Imagen de la Facultad de Ciencias

Aunque la Academia deba su fundación a la Facultad de Ciencias y sus fundadores sean mayoritariamente de ésta, en su historia, no ha dejado de buscar el apoyo y la integración en el cuerpo social de la región. En su fundación la sede se estableció en el edificio de las Facultades de Medicina y Ciencias (hoy edificio Paraninfo) junto con la Real Academia de Medicina de Zaragoza. Según consta en acta de fecha de 1 de mayo de 1916 se acordó solicitar el título de Real para la Academia de Ciencias, sin que al parecer dicha solicitud llegara nunca a la Casa Real.



Una historia detallada de las actividades de la Academia entre los años 1916 y 1936 aparece en el n.º 4 de los Cuadernos de Historia de la Ciencia de la Universidad de Zaragoza, con el título La Academia de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de Zaragoza (1916-1936), siendo su autora Dña. Elena Ausejo Martínez. Como cita la autora, pueden distinguirse, en esos 20 años, tres tramos, el inicial con una fuerte actividad matemática debido a la gran personalidad de García de Galdeano, seguido por uno de marcado carácter aragonesista en el que se tratan problemas sociales de la época, como el sempiterno del agua en Aragón, en lo que destaca Lorenzo Pardo, y un tercer tramo con predominio de la sección de Naturales debida sobre todo a la actividad del Padre Longinos Navas. Una presentación más concisa de la historia de la Academia se puede encontrar en el artículo del Prof. J. L. Viviente, publicado en Revista Academia de Ciencias, Zaragoza, 54(1999,) bajo el título Notice historique de l'Académie de Sciences Exactes, Physiques, Chimiques et Naturelles de Zaragoza.


Tras un cese total de actividades durante la Guerra Civil española, la Academia reanudó su actividad en 1942 y se revitalizó en 1945, cuando su presidente D. Paulino Savirón Caravantes, constatando que el número de académicos había descendido hasta 7, decidió la entrada de 15 nuevos académicos y la reanudación de la publicación de la Revista de la Academia.


En 1962 la Facultad de Ciencias dejó la sede que compartía con la de Medicina desde principios de siglo y pasa a tener edificio propio en la nueva Ciudad Universitaria de Zaragoza. La Academia también se trasladó ocupando un despacho en el nuevo edificio.


La Academia bajo la presidencia del Prof. Francisco Pascual de Quinto y Martínez de Andosilla, en 1966 celebró el cincuentenario de su fundación con diversas actividades sociales y científicas y en 1971 tomó la decisión de desdoblar la sección de Físico-Químicas, pasando a denominarse la Academia de Ciencias Exactas, Físicas, Químicas y Naturales de Zaragoza, incrementándose a 40 los académicos de número (10 por sección) y hasta 80 los académicos correspondientes sin distinción entre nacionales y extranjeros (20 por sección). Sin embargo, durante muchos años nunca pasaron de 20 el número de académicos debido a los traslados fuera de la ciudad y a los fallecimientos.


La Academia en sesión ordinaria de 19 de diciembre del 2000 acordó solicitar su admisión al Instituto de España, institución que integra a las Reales Academias de ámbito nacional que tienen su sede en Madrid, que se concedió el 17 de mayo del 2001 siendo desde entonces Academia asociada al mismo.


En 2002 a instancia de su presidente Prof. Horacio Marco Moll, y ejecutando el acuerdo no tramitado de 1916, la Academia solicitó y obtuvo la incorporación del título de Real a su nombre oficial siendo desde entonces Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas, Químicas y Naturales de Zaragoza, teniendo por tanto el Alto Patronazgo de S. M. el Rey.


En 2016, la Academia ha celebrado su centenario, recopilando su historia en la obra colectiva "Academia de Ciencias de Zaragoza. Un siglo de servicio a la sociedad", la cual está accesible libremente a quien le interese en la página de inicio de esta Web. Con ella se ha pretendido coger impulso en las raíces para una mejor adecuación de la Academia en el Siglo XXI.


Las actividades usuales de la Academia son los discursos y conferencias de sus miembros, así como las de expertos invitados, la promoción y apoyo a la celebración de congresos nacionales e internacionales, pero sobre todo el apoyo a la investigación a través de los Premios de Investigación que anualmente otorga y las publicaciones de la Academia.


A lo largo de sus casi cien años de trayectoria se han sucedido 11 presidentes, incluido el actual, 117 académicos de número (36 en activo) y 136 académicos correspondientes (48 en activo). Hay además 2 académicos electos a espera de presentación de sus discursos.


Entre sus académicos de número han figurado importantes figuras del saber aragonés y nacional, como Zoel García de Galdeano, Pedro Ramón y Cajal, Antonio de Gregorio Rocasolano, Manuel Martínez-Risco, Pedro Ayerbe Allué, Juan Bastero Lerga, Longinos Navás Ferrer, Antonio Lasierra Purroy, Manuel Lorenzo Pardo, Justiniano Casas Peláez y Luis Oro Giral, entre otros.


Entre sus miembros correspondientes encontramos nombres de ilustres investigadores españoles como el premio Nobel Santiago Ramón y Cajal, Blas Cabrera, Esteban Terradas, Julio Rey Pastor, Leonardo Torres Quevedo, Julio Palacios, Alberto Galindo Texeira y entre los extranjeros destaca Jacques Hadamard, cuatro Premios Nobel; Albert Einstein, Jean Baptiste Perrin, Paul Sabatier, Richard Adolf Zsigmondy, y Efim Zelmanov Medalla Fields.


Actualizada a 22 de diciembre de 2016.


Contacto | Mapa Web | Aviso legal C/ Pedro Cerbuna 50009 Zaragoza | Tfno. / Fax 976235020 | email: racz@unizar.es   | HTML 1.0 | CSS 2.0